5 marzo, 2013

Escuela en la nube: una nueva manera de aprender

¿Qué pasaría si instalásemos un ordenador en un lugar donde nunca han visto uno, lo dejásemos encendido y nos fuéramos?

Sugata Mitra hizo el experimento y lo bautizó como “el agujero en la pared”. Instaló un ordenador en un barrio pobre de Nueva Delhi, en India, a un metro del suelo. Cuando algunos niños que había por allí, niños que casi no iban a la escuela y que no hablaban inglés, le preguntaron qué era, él dijo que no lo sabía y se fue. Repitió la operación en diferentes puntos del país.

Poco después, los niños se habían convertido en expertos que navegaban por Internet, bajaban archivos, habían aprendido suficiente inglés para manejar los ordenadores sin problemas, se enseñaban los unos a los otros… e incluso le dijeron que necesitaban un procesador más rápido y un mousse nuevo.

¿Qué se pretendía demostrar con este experimento?

“Mi deseo es ayudar a diseñar el futuro de la educación ayudando a niños de todo el mundo a desarrollar su sentido innato de cuestionarse las cosas y de cooperar”, afirma Sugata Mitra.

Es evidente que el sistema educativo tal como lo conocemos hoy ni motiva a los niños ni fomenta su creatividad, sino que, por el contrario, tiende a anularla. Los métodos tradicionales, basados en el aprendizaje uniformizado, los exámenes en los que se desembuchan los contenidos y el castigo al fracaso, ya no funcionan.

En un mundo en el que si queremos saber algo lo podemos encontrar en dos minutos, es necesario idear un modelo que no resulte amenazador para los niños, que estimule su inteligencia y que les invite a descubrir aquello que realmente quieren aprender.

¿Qué propone Mitra?

Su proyecto es la Escuela en la nube, y con él ganó la semana pasada el Premio TED 2013, dotado con un millón de dólares. Consiste en la construcción de un laboratorio de aprendizaje, físicamente asentado en la India, donde los niños se puedan embarcar en aventuras intelectuales con la ayuda de un mediador online adulto, basándose en los principios del compromiso y la cooperación.

En la Escuela en la nube, los núcleos de trabajo son los SOLE (Self Organized Learning Environment), sistemas auto-organizados en los que se desarrolla una estructura sin intervención explícita del exterior.

Se trata de implicar comunidades, padres, escuelas y otras entidades para que florezcan SOLEs en todo el mundo y conseguir cambiar la manera de aprender que se impone a los niños.

¿Qué se necesita para cambiar el sistema?

Para 1.000 millones de niños, necesitamos 100 millones de mediadores online, 10 millones de SOLEs, 180.000 millones de dólares y 10 años. Mitra asegura que con estos recursos podríamos cambiarlo todo. Y aprovechar por fin ese gran capital que tenemos en la imaginación y la inmensa capacidad de aprendizaje de los niños.

9 thoughts on “Escuela en la nube: una nueva manera de aprender

  • Siempre he dicho que la TV era un desperdicio de tiempo y dinero, lo que se podía haber hecho en favor de la enseñanza, la cultura que es el verdadero progreso de los pueblos. Con esto me viene a la cabeza la misma idea, pero con la reflexión añadida de quien lo controla, se puede utilizar para bien o para mal y es un arma muy poderosa.

    • Es cierto, Juan, la educación es un arma poderosísima. Proporcionar una buena formación a las nuevas generaciones es una tarea titánica y comporta una enorme responsabilidad. Si lo hacemos bien, nuestros hijos serán dentro de unos años adultos creativos y capaces de pensar por sí mismos.

  • Expandir el conocimiento, donde no llega, ¿por qu eno establecer una nube educativa?. Parece una idea futurista, pero es muy real y muy de ahora. Me parece una iniciativa especial, muy especial. Gracias por hacernosla llegar. 🙂

    • De hecho, Joaquín, el experimento empezó en la India pero el objetivo es que el principio de la Escuela en la nube se extienda por todos los países del mundo. No consiste sólo en hacer llegar el conocimiento a donde actualmente no llega, sino en proporcionar otro tipo de educación, basada en el fomento de la creatividad y en la colaboración. Se trata de mejorar un sistema -el actual sistema educativo- que ha sido ampliamente superado y que no contempla las capacidades individuales de cada niño. ¡Gracias por tu comentario!

  • Me encanta este artículo, principalmente porque todos estamos de acuerdo en que se necesita una nueva manera de aprender 😉 pero hasta ahora las alternativas que han propuesto no han dado buenos resultados. Si Mitra nos propone fomentar la creatividad de los alumnos y además nos demuestra esos resultados positivos, estaremos por fin dando un paso adelante en el sistema educativo.
    Enhorabuena por este excelente artículo.

    • Muchas gracias, Pilar. Realmente los resultados de las acciones que Mitra ha llevado a cabo hasta el momento son espectaculares, en cuanto a capacidad de aprendizaje e implicación de los niños. Lo difícil en estos momentos es extender el modelo, implicar a las diferentes instituciones para poder llevar la Escuela en la nube a todos los rincones del planeta.

  • ¡Qué interesante artículo!
    Me encanta lo que Mitra propone.
    Sólo deseo que con el paso de los años la enseñanza y educación
    puedan llegar a todos los rincones del Mundo
    y de esta manera todas las personas tengan las mismas oportunidades.
    ¡Un abrazo!

    • Y lo más interesante, Amaïa, es que se ha demostrado que el sistema de Mitra funciona. Llevar la educación hasta el último rincón del planeta es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos. ¿Por qué no probar a más gran escala la Escuela en la nube?

  • Soy un ser convencido que el conocimiento nos hará libres y es la única alternativa que tenemos de salvar el planeta tierra y perpetuar la especie humana…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *